jueves, 15 de noviembre de 2012

Frena un poco...



“La mayoría de los hombres busca el placer con tal apresuramiento, que pasa de largo por su lado”
Soren Kierkegaard (1813-1855)





La prisa mata. Mata el deseo. Mata el placer. 


Para muchos/as de nosotros/as resulta difícil imaginar lapsos de tiempo en el día a día que sean pausados, tranquilos, placenteros, contemplativos… corremos de una obligación a otra sin hacer pausas para hablar con los vecinos o compañeros de trabajo. Tampoco nos tomamos esos 15 minutos de siesta que nos re-energetizarían para el resto del día.
Hace tiempo que probablemente hemos dejado de lado la posibilidad de desplazarnos a pie o en bicicleta. Calentamos los alimentos en el microondas sin poder disfrutar ni de la compra de esos alimentos en el mercado de la ciudad ni de la compañía al prepararla en nuestra cocina. Las horas de trabajo nos invaden la agenda y con mucha ‘suerte’ llegamos corriendo al curso de yoga o a la piscina a relajarnos. De repente, queremos y necesitamos, FRENAR.

DEGUSTA LOS CINCO SENTIDOS 

Desaceleremos. Es una invitación, una propuesta, una tentación. Hagamos las cosas de una en una, y no más. Busquemos ratos para cuidar de nuestros cuerpos, para explorar lo que nos excita. Encontrémonos. Profundicemos en cada uno de los cinco sentidos, poco a poco. Entremos en las tramas del placer.
BUSCA TU FÓRMULA ERÓTICA

Escápate con tu pareja al menos una vez al mes. No busques el orgasmo, siente el placer por el puro placer. Alimenta las fantasías desde el día anterior con mensajes, toques, susurros. Decora una zona de la casa para recrearte. Entrénate para retardar la eyaculación, asesórate. Apaga el teléfono. Sal antes de trabajar de vez en cuando. Hazte cómplice de tu pareja y huye de cargas sociales. Cambia de escenario; busca la tranquilidad del monte o de una playa kilométrica.
Una vida erótica satisfactoria incrementa el rendimiento laboral, mejora las relaciones sociales y mejora nuestra calidad de vida.

 Reinventa tu vida erótica. Enriquécela. A solas o en compañía.
 Desacelera. Si no lo haces tú, nadie lo hará por ti.



 Sole
soledad.quito@hotmail.com
soledad.quito@gmail.com 

3 comentarios:

  1. Toda la razón!
    Reinventemos.
    Un beso Sole

    ResponderEliminar
  2. Duele pero es cierto de repente nos come literalmente el monstruo de la rutina...
    y es desesperante... habrá que reinventar y amarse mas uno mismo...
    por cierto... intenso el encabezado jaja saludos..!

    ResponderEliminar
  3. Estoy totalmente de acuerdo contigo, debemos buscar la vida con mayúsculas y no pasar por ella como surfeando por el exterior.

    saludos.

    ResponderEliminar

Nos encantaria que nos dejes un comentario...
Gracias por tu visita..
Sole

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...